Halcón sacre

 

Características

El halcón sacre (Falco cherrug) es una rapaz diurna. Tiene una longitud de entre 45 y 57 cm, y una envergadura de hasta 126 cm. Las alas son largas y anchas, de color marrón oscuro. Tiene manchas y bandas en su parte superior, y en la parte superior de la cola. La parte inferior es de color blanquecino con manchas y bandas marrones. El píleo blanquecino es característico de esta especie.

Hábitat y ecología

El halcón sacre habita en pastizales, brezales y arbustos, así como en ecosistemas terrestres sin vegetación o con vegetación escasa. Está físicamente adaptado a la caza cerca del suelo en terreno abierto, y especializado en los roedores terrestres diurnos de tamaño medio de los pastos abiertos. En algunas zonas, en particular cerca del agua, su presa principal son las aves. En Europa, en algunas áreas, especialmente cerca del agua, ha sustituido los roedores por palomas domésticas. Utiliza los bosquecillos o los acantilados como lugares de nidificación, ocupando antiguos nidos de otras aves. Son aves sedentarias, parcial o totalmente migratorias, en función de la disponibilidad de alimento durante el invierno en las zonas de nidificación (Baumgart 1991; Snow & Perrins 1998). Los adultos de Centroeuropa que migran lo hacen hasta el Mediterráneo.

Población y distribución

Según el informe (2008-2012) relativo al Artículo 12 de la Directiva Aves, el tamaño de la población reproductora de halcón sacre es de 270-350 parejas en un área de distribución de 73.700 kilómetros cuadrados en la UE27. Esta especie tiene una extensa distribución en toda la región del Paleártico, desde Europa oriental hasta China occidental, y se reproduce en Austria, Bulgaria, Croacia, Eslovaquia, Georgia, Hungría, Macedonia, Moldavia, República Checa, Rumanía, Rusia, Serbia, Turquía, Ucrania, Iraq, Armenia, Uzbekistán, Tayikistán, Kirguistán, Kazajstán, Mongolia y China, con poblaciones habituales invernando o de paso (dentro de la UE27) en Italia, Malta y Chipre.

Tendencia poblacional

La tendencia de la población reproductora en la UE27 es “Creciente” a corto plazo y “Creciente” a largo plazo. La población europea de halcón sacre está catalogada como “Amenazada”, por cumplir uno o más criterios de la Lista roja de la UICN para ser considerada como especie Amenazada en el territorio de la UE27. Conforme a la Lista roja de la UICN se encuentra “En peligro” a nivel mundial, y “Vulnerable” a nivel Europeo, ya que la población puede estar sufriendo una disminución muy rápida, que parece ser especialmente grave en las zonas de nidificación de Asia central.

Amenazas

En Europa, el halcón sacre ha sufrido principalmente la pérdida y degradación de las estepas y la sequía de los pastizales debidos a la intensificación de la agricultura, la extensión de las zonas de cultivo y la disminución del pastoreo de ovejas, lo que ha provocado la disminución de las principales especies de presa; la captura para cetrería constituye un serio problema que ha provocado extinciones locales (Baumgart 1991, 1994; K. Ruskov in litt. 2007). En la parte oriental de Hungría, la recuperación del paisaje tras el abandono de la agricultura podría tener un efecto adverso, ya que la mayoría de las rapaces requieren el herbaje corto que mantienen las actividades agrícolas (S. Nagy in litt. 2007). En otros lugares, las disminuciones son fundamentalmente atribuibles a la captura para la cetrería, aunque la persecución, el uso de pesticidas (en particular en Mongolia en 2003) y la utilización de agroquímicos, desempeñan un papel menor (Baumgart 1991; Riddle & Remple 1994; Barton 2000; Eastham et al. 2000; Fox 2002; Haines 2002; ERWDA 2003). Se calcula que en Oriente Medio, el número anual de ejemplares capturados para cetrería es de 4.000 en Arabia Saudí, 1.000 en Qatar y sobre 500-1.000 en cada uno de los siguientes países: Bahréin, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos, por lo que, calculando una mortalidad del 5% antes de su llegada a destino, se calcula un total de capturas de 6.825-8.400 aves (Fox 2002; ERWDA 2003). Se cree que la gran mayoría de ellos (77%) son hembras jóvenes, seguidas en un 19% por hembras adultas, un 3% de machos jóvenes y un 1% de machos adultos, lo que puede generar un importante desequilibrio en la población silvestre (Fox 2002; ERWDA 2003). No obstante, otro estudio arroja una cifra mucho menor de capturas legales en Arabia Saudí, con un promedio de 22 aves por año en el período 2002-2009 (M. Shobrak in litt. 2015). La hibridación con halcones ya híbridos que han escapado o han sido liberados podría repercutir en la integridad genética de las poblaciones silvestres (S. Nagy in litt. 2007; Nittinger et al. 2007). En la meseta tibetana que se extiende hasta la provincia de Qinghai, en China, las políticas de control de roedores y las prácticas de pastoreo, junto con la construcción de presas hidroeléctricas y asentamientos humanos con infraestructuras para el suministro eléctrico, tienen un impacto potencial sobre la población (A. Dixon in litt. 2012).

Referencias

Barton N.W.H. (2000).Trapping estimates for sakers and peregrine falcons used for falconry in the United Arab Emirates. Journal of Raptor Research 34: 53-55

Baumgart, W. (1991). Der Sakerfalke.

Baumgart, W. (1994). Saker Falco cherrug. In: Tucker, G.M.; Heath, M.F. (ed.), Birds in Europe: their conservation status, pp. 198-199. BirdLife International (Conservation Series 3), Cambridge, UK.

Dixon, A. (2012). Conservation of the Saker Falcon (Falco cherrug) and the use of hybrids for falconry. Aquila 119: 9-19.

Eastham, C., Quinn J., Fox, N. (2000). Saker Falco cherrug and Peregrine Falco peregrinus Falcons in Asia: Determining migration routes and trapping pressure. Raptors at Risk, WWGBP / Hancock House

ERWDA. (2003). The status of the Saker Falcon (Falcon cherrug) and assessment of trade. Environmental Research and Wildlife Development Agency, Abu Dhabi, UAE.

Fox, N. (2002). The conservation of the Saker Falcon (Falcon cherrug) and the role of CITES in UAE 2002. Environmental Research and Wildlife Development Agency, Abu Dhabi, UAE.

Haines, G. (2002). An assessment of the impact of trade on the Saker Falcon.

Nagy S., Demeter I. (2012). Saker Falcon: European Single Species Action Plan

Nittinger, F.; Gamauf, A.; Pinsker, W.; Wink, M.; Haring, E. (2007). Phylogeography and population structure of the Saker Falcon (Falco cherrug) and the influence of hybridization: mitochondrial and microsatellite data. Molecular Ecology 16: 1497-1517.

Riddle, K. E.; Remple, J. D. (1994). Use of the Saker and other large falcons in Middle East falconry. In: Meyburg, B.U.; Chancellor, R.D. (ed.), Raptor conservation today, pp. 415-420. Pica Press, Robertsbridge, U.K.

Ruskov K., Iankov P (2007). Study and conservation of the Saker Falcon (Falco cherrug) in Bulgaria, Technical Report

Shobrak M. Y. (2015): Trapping of Saker Falcon Falco cherrug and Peregrine Falcon Falco peregrinus in Saudi Arabia: implications for biodiversity . Saudi Journal of Biological Sciences 22: 491-502.

Snow, D.W. and Perrins, C.M. 1998. The Birds of the Western Palearctic, Volume 1: Non-Passerines. Oxford University Press, Oxford.